Como profesionales del cuidado de mayores en Madrid no podíamos dejar de incluir en nuestra cartera de servicios algo clave para muchas personas. Nos referimos a un apoyo, a una ayuda a la hora de hacer determinadas gestiones, por ejemplo, con administraciones públicas o entidades privadas.

Para ello, hace falta un equipo multidisciplinar de gestores. Gestores que se ocupen de dar con profesionales altamente especializados. Por ejemplo, en tareas de cuidado y atención a personas de la tercera edad o dependientes. Somos conscientes de que hay personas que son reticentes a abrir las puertas de su casa a extraños. Lo sabemos y por eso llevamos a cabo cuidados procesos de selección de estos perfiles de cuidadores o empleados del hogar. Nos hacemos cargo de todos los trámites necesarios. Desde la elaboración de los contratos pertinentes hasta la confección de las nóminas o los trámites de rigor con la Seguridad Social o Hacienda. Para que la persona usuaria o sus allegados puedan dejar a un lado la burocracia y centrarse el recibir un servicio que mejorará exponencialmente su calidad de vida. 

El personal de Servisalud está ampliamente cualificado para ocuparse de todos los trámites relacionados con la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y de Atención a las Personas en Situación de Dependencia (ley 39/2006, de 14 de diciembre). No solo de las gestiones previas a percibir las ayudas que contempla, sino a la hora de presentar posibles reclamaciones y alegaciones.

¿Qué prestaciones de atención a la dependencia contempla la ley?

El artículo 14 contempla tanto prestaciones económicas como servicios. Estos segundos tienen carácter prioritario y se prestan a través de la oferta pública de la Red de Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas mediante centros y servicios públicos o privados concertados y debidamente acreditados. De dar con la opción más adecuada nos encargamos nosotros. 

Servicios de atención que prevé el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) 

  • Prevención de situaciones de dependencia y de promoción de la autonomía personal.
  • Teleasistencia.
  • Ayuda a domicilio (necesidades del hogar y cuidados personales).
  • Centro de día y de noche (para mayores, para menores de 65 años o de atención especializada).
  • Atención residencial.

Te ayudaremos, además, en todo lo relativo al reconocimiento de los distintos grados de dependencia. La ley contempla tres: 

  1. Grado I de dependencia moderada: la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas al menos una vez al día o tiene necesidad de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  2. Grado II de dependencia severa: la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas dos o tres veces al día, pero no el apoyo permanente de un cuidador. O tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  3. Grado III de gran dependencia: la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas varias veces al día y, por una pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial precisa del apoyo indispensable y continuo de otra persona. O tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

Resolvemos sus dudas legales 

Nuestro equipo también está en disposición de atender consultas legales o relacionadas con la oferta pública o privada de recursos sociosanitarios. También podemos asesorar a nuestros clientes en lo relativo a las ayudas públicas para adquirir material de ortopedia. Por ejemplo, bastones, muletas, sillas de ruedas, audífonos, etc. También nos podemos ocupar de los trámites para acceder a ayudas públicas con las que acometer obras que mejoren la accesibilidad y eliminen barreras en el domicilio. 

Como ves, existe un amplio abanico de trámites y gestiones que siempre es mejor dejar en manos expertas para evitar imprevistos. 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *