Está claro que, sobrepasada una determinada edad, muchas personas empiezan a necesitar ayuda en sus quehaceres diarios. No todos abordamos la senectud de la misma forma, en las mismas condiciones físicas y psíquicas. Es ahí donde entra en escena la asistencia a domicilio en Madrid, uno de los servicios del catálogo de Servisalud. 

En muchos casos, las personas mayores necesitan de cuidados especializados en materia de movilidad, aseo personal, alimentación o estimulación cognitiva. Cuidados que tienen que ser procurados por personal especializado. Profesionales que, en muchos casos, juegan otro papel muy valioso: combatir la soledad. No porque no existan familiares que se puedan ocupar de estas personas, sino porque el ritmo de vida actual les complica la tarea de cuidar de sus mayores. Por eso la opción es acudir a ayuda personalizada y profesional.

La ayuda a domicilio también abarca a otros colectivos como personas con diversidad funcional o personas jóvenes con diferentes enfermedades o movilidad reducida. Como vemos, los motivos por los que se pueden necesitar cuidados especializados son muy diversos.

Beneficios de la asistencia a domicilio en Madrid

En Servisalud contamos con asistencia personalizada, una ayuda a domicilio adaptada a cada persona y a sus necesidades. 

Defendemos un modelo de atención centrado en la persona, que respete y fomente su autonomía. La ayuda a domicilio permite que la persona permanezca en su entorno evitando el desarraigo.

¿Qué tareas se pueden delegar en un servicio de ayuda a domicilio?

  • Control de medicación. Estos especialistas se pueden encargar de la custodia, seguimiento y suministro de la medicación recetada por el médico. Una forma de tener la certeza de que se cumplen las indicaciones del tratamiento.
  • Aseo personal y ayuda a la movilidad. Por ejemplo bañar o afeitar, vestir o desvestir y levantar o acostar a la persona. También traslados entre las diferentes dependencias del domicilio y cualquier cambio postural necesario. 
  • Acompañamiento y apoyo emocional. Algo no menos importante es trabajar las relaciones sociales y las emociones. Entre otras, la empatía, la seguridad y la autonomía. 
  • Preparación de comidas . Siempre fomentando hábitos de alimentación saludables y elaborando los menús según las necesidades de la persona. 
  • Servicios de cuidados del hogar. Aquí se incluye todo lo relativo al mantenimiento de la vivienda.

Acompañamiento y asistencia durante ingresos hospitalarios

En nuestra cartera de servicios se incluye, además del acompañamiento a enfermos en el domicilio, la asistencia durante ingresos hospitalarios. También en centros residenciales. 

El acompañamiento hospitalario debe quedar siempre en manos de personal cualificado. Aparte de tareas de acompañamiento, apoyan en otros aspectos como: higiene personal, administración de comidas y medicamentos y vigilancia del estado general de la persona ingresada. Como es de imaginar, siempre en directa colaboración con el personal sanitario del centro hospitalario.

A veces la persona hospitalizada tiene necesidades especiales. Por ejemplo, puede darse el caso de que se trate de un enfermo de Alzheimer. Ahí es más importante aún contar con personal especialmente formado para desenvolverse en estas situaciones. Profesionales con dilatada experiencia y que siempre tienen que hacer gala de un trato amable y cercano. Es innegable que el acompañamiento hospitalario de enfermos es una profesión vocacional y que requiere de gran empatía.

Contamos, además, con un eficaz servicio de apoyo a familias que tengan hijos menores y que precisen ayuda para conciliar la vida personal y familiar. Entre otras cosas, nuestros cuidadores pueden acompañar a los niños al colegio y atenderlos en el hogar. Ofrecemos también un servicio de asistente personal en el ámbito laboral, escolar y universitario para personas con discapacidad.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *