El ejercicio físico para los mayores

El ejercicio físico para los mayores

En nuestra labor de asistencia sanitaria a domicilio en Servisalud trabajamos para que nuestros mayores tengan una mayor calidad de vida. Sin duda, la práctica regular de ejercicio físico es un punto importante para mejorar algunos de los problemas de salud que padecen las personas de edad y ayuda a prevenir otros.

La práctica de ejercicio físico sigue siendo muy importante en la vejez

Al envejecer nuestro cuerpo va sufriendo una serie de modificaciones que no implican en absoluto que se deba dejar de hacer ejercicio, sino simplemente que hay que adaptar el que se realiza a las condiciones físicas de la persona en cada momento. La práctica regular de ejercicio físico ayuda a las personas mayores a conservar su salud y su autonomía durante más tiempo. Esto se debe a que su cuerpo gana en resistencia y fuerza, mientras que mantiene los niveles de equilibrio y flexibilidad.

Son muy pocas las razones de salud que pueden impedir la práctica de una ejercicio moderado, estas sin duda, serán explicadas por un médico. La práctica regular de ejercicio no solo es positiva para la salud física, sino que también tiene una incidencia muy positiva en la salud mental. Además, son muchos los mayores que se reúnen en grupos de entrenamiento para practicar ejercicio juntos, lo que hace que mejore también su vida social.

Como especialistas en asistencia sanitaria a domicilio contamos con fisioterapeutas expertos en las patologías de personas mayores que les indicarán cuáles son los mejores ejercicios para tratar su caso concreto. Estos ayudan a mejorar las enfermedades cardiacas y coronarias, también la diabetes tipo 2, la osteoporosis y previenen las caídas.

El ejercicio físico para los mayores

Tipos de ejercicios que pueden hacer las personas mayores

Podemos establecer tres tipos diferentes de ejercicios para mayores:

  • Los ejercicios aeróbicos o de resistencia. Se trata de ejercicios que se mantienen de manera regular en el tiempo, como por ejemplo caminar, andar en bicicleta o nadar. Se recomienda practicarlos con una periodicidad de al menos cinco veces por semana durante sesiones de 20 a 60 minutos.

Este tipo de ejercicios son fundamentales para proteger la función cardiovascular. No solo reducen la tensión arterial sino que ayudan a que desciendan los niveles de glucosa y de colesterol en la sangre. Se trata de un tipo de ejercicios que favorecen la mejora de la capacidad respiratoria y cardiaca con lo que también tienen un efecto positivo sobre el ánimo. Son útiles para prevenir o retrasar la aparición de enfermedades como la diabetes o enfermedades del corazón.

  • Los ejercicios de fortalecimiento o musculación. Estos son importantes para no perder fuerza y potenciar la musculatura. Son ejercicios que tienen una incidencia directa sobre el metabolismo ayudando a que los mayores mantengan el peso, pero también inciden en que se mantengan buenos niveles de glucosa y colesterol en la sangre además de prevenir la osteoporosis.

Evidentemente estos ejercicios son muy útiles para aumentar la autonomía de las personas mayores. Se trata por ejemplo de levantar o movilizar pesas entre dos y tres días a la semana.

  • Ejercicios de flexibilidad y equilibrio. Todos sabemos que a medida que nos vamos haciendo mayores la flexibilidad de nuestro cuerpo se reduce y esto incide en la debilidad muscular. Los ejercicios para aumentar la flexibilidad se vuelven imprescindibles, así como los que ayudan a mantener el equilibrio. Se trata de ejercicios lentos. Se recomienda hacerlos al menos un día por semana.

Otra de nuestras labores de asistencia sanitaria  a domicilio en Servisalud es la de acompañar a las personas mayores en sus paseos diarios. No podemos perder de vista que caminar es una de las actividades aeróbicas que está al alcance de las mayoría de las personas. Caminar entre 20 y 60 minutos al día resultará muy beneficioso.

Los beneficios de la rehabilitación para personas mayores

Los beneficios de la rehabilitación para personas mayores

Dentro de los servicios de asistencia sanitaria a domicilio que ofrecemos en Servisalud está la fisioterapia. Entendemos que para disfrutar de una buena calidad de vida es imprescindible mantener un buen estado físico. En este sentido, es importante tratar las lesiones y molestias que pueden ser limitantes, pero también anticiparse a ellas mediante la prevención.

La rehabilitación se encamina a lograr una mejor calidad de vida

La fisioterapia es muy útil a la hora de conseguir mantener y restaurar la movilidad física de las personas mayores. Es muy importante contar con la valoración de personal experto como el que trabaja en la asistencia sanitaria de Servisalud, para que plantee los ejercicios que se adapten a las condiciones físicas y motoras de la persona.

Conservar un buen estado de salud es una de las claves para seguir llevando una vida plena durante la tercera edad. Es evidente que se trata de una etapa en la que se suelen hacer presentes algunas limitaciones en la movilidad o funcionabilidad. La terapia debe encaminarse a fomentar la calidad de vida en la medida de lo posible ralentizando el proceso.

Es importante por lo tanto hacer una valoración personalizada que además tenga en cuenta todas las variables que pueden afectar a la salud. Por ejemplo la presencia de otras patologías, como pueden ser la diabetes, problemas a la hora de respirar, enfermedades coronarias, etc.

La rehabilitación física suele estar encaminada a la obtención de una serie de beneficios entre los que podemos enumerar:

  • Lograr una mejora de la movilidad articular
  • Incrementar la fuerza muscular
  • Mejorar los patrones que implican la marcha y el mantenimiento del equilibrio
  • Reducir el dolor en la medida de los posible
  • Ayudar a reducir el tiempo de recuperación de las lesiones

Todos estos puntos inciden en la consecución a su vez de que las personas mayores puedan mantener o recuperar su autonomía a la hora de hacer sus actividades diarias. Y también ganar confianza en sus capacidades motoras. Se trata de promover la práctica de una actividad física saludable.

Los beneficios de la rehabilitación para personas mayores

La fisioterapia es una ayuda para conservar la autonomía

En general, podemos decir que este tipo de tratamientos no son invasivos ni emplean medicamentos. Nuestros fisioterapeutas tienen una amplia formación en anatomía y fisiología. Eso les capacita para ir guiando a los pacientes utilizando técnicas basadas en el movimiento para que poco a poco vayan recuperando movilidad y fuerza muscular. Junto al paciente establecerán una serie de objetivos encaminados a mejorar su calidad de vida.

Queda claro que cada paciente es único y, por lo tanto, tiene unas necesidades particulares. Una de las ventajas que ofrecemos gracias a nuestro servicio de asistencia sanitaria a domicilio es  el de poder realizar el tratamiento en la comodidad del hogar del paciente. Esto es algo especialmente útil para aquellas personas que hayan pasado por neumonías o algún tipo de cirugía y estén terminando de recuperarse en su casa.

La rehabilitación es el mejor medio para que los mayores mejoren su movilidad en el día a día, fomentando su autonomía. Una mayor movilidad les permitirá mantener su independencia al ser capaces de realizar todo tipo de actividades. Se trata de mantener el suficiente grado de flexibilidad y de resistencia a la vez que la fuerza y la coordinación que les permitan realizar las actividades cotidianas. A la vez, se reduce el riesgo de sufrir caídas y la gravedad de las lesiones en el caso de que ocurran.

Son muchos los tipos de afecciones que pueden mejorarse con el uso de la rehabilitación que ofrece la fisioterapia que debe integrarse con una nutrición de calidad y unos hábitos de vida saludables.

El abordaje de las enfermedades cardiovasculares

El abordaje de las enfermedades cardiovasculares

Como especialistas en asistencia sanitaria en Madrid, desde Servisalud tratamos de concienciar a la población de lo importante que resulta mantener una buena salud cardiovascular. Este tipo de enfermedades son las causantes de la mayoría de las muertes en España. Son enfermedades que suelen surgir a  partir de los 65 años, y su mortalidad se sitúa por encima de la causada por el cáncer. Se trata de enfermedades que en gran parte podrían haberse prevenido a través de un estilo de vida saludable.

Qué son las enfermedades cardiovasculares y cuáles son sus factores de riesgo

Las enfermedades cardiovasculares son aquellas que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos. Puede tratarse tanto de trastornos cardiacos, que son los que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos. O de trastornos de los vasos sanguíneos periféricos, que son los que afectan a los vasos de los brazos, las piernas o el tronco.

Una de las cuestiones por las que estas enfermedades suelen tardar en ser descubiertas es que no suelen existir síntomas concretos de este tipo de patologías. Un síntoma puede funcionar como indicativo, y será la combinación de varios los que permiten que los profesionales realicen un diagnóstico.  Son diversos factores los que están en el origen y la evolución de este tipo de trastornos que deben ser abordados por ello desde la multidisciplinariedad

Entre los factores de riesgo, es decir, las características biológicas o de conducta que hacen inferir una mayor probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular en el tiempo, podemos tener en consideración:

  • El consumo de tabaco. Los fumadores tienen el doble de posibilidades de padecer un infarto de miocardio que los no fumadores.
  • El colesterol alto. Se trata de un factor de riesgo muy importante.
  • La diabetes también es una enfermedad que aumenta el riesgo de padecer trastornos cardiovasculares.
  • La obesidad. El exceso de peso en especial en la zona abdominal aumenta las probabilidades de desarrollar cardiopatías.
  • La hipertensión arterial. Esta aumenta el esfuerzo del corazón, y por lo tanto, acelera también el proceso de endurecimiento de las arterias.
  • Otras causas que pueden incidir en el desarrollo de este tipo de patologías son el sedentarismo, al consumo abusivo de alcohol, el estrés y otros factores psicosociales. Así como los antecedentes familiares, y en el caso de las mujeres los anticonceptivos orales.
El abordaje de las enfermedades cardiovasculares

Cómo abordar las enfermedades cardiovasculares

Una vez que la enfermedad cardiovascular ha sido diagnosticada, el médico establecerá un tratamiento. Por lo general, este implicará varias cuestiones. La primera tiene que ver con un establecimiento de cambios en el estilo de vida. Estos pueden ir desde dejar de fumar, cambiar la dieta por una con un bajo contenido en grasas y sodio, limitar el consumo del alcohol. Y hacer ejercicio moderado al menos media hora diaria.

Además, es probable que el enfermo tenga que tomar algún tipo de medicamentos en función del tipo de enfermedad cardiaca. En algunos casos, es incluso posible que el médico recomiende algún tipo de intervención quirúrgica. Entre las labores de asistencia sanitaria a domicilio que hacemos en Servisalud, están el control de la medicación y también con la elaboración de menús especiales, además del acompañamiento en las salidas diarias.

Desde Servisalud os recordamos que siempre se está a tiempo de realizar un cambio de estilo de vida buscando que sea más saludable. Dejar de fumar, llevar una dieta variada y hacer algo de ejercicio, son pasos que pueden ser una gran ayuda a la hora de prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Nuestros profesionales de asistencia hospitalaria a domicilio consideran que es muy importante ofrecer una atención profesional basada en la promoción de la autonomía personal y en la prevención de situaciones de riesgo.

Relación entre nutrición y lesiones cutáneas

Relación entre nutrición y lesiones cutáneas

En nuestra labor de asistencia sanitaria en Madrid a domicilio en Servisalud hemos apreciado que las lesiones cutáneas se presentan de manera frecuente en los pacientes mayores. Estas suelen causar un importante impacto en su calidad de vida y también suponen un importante coste sanitario. La relación entre procesos de desnutrición y las lesiones cutáneas es un aspecto cada vez más estudiado.

La desnutrición ralentiza los procesos de cicatrización

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano. Una de sus funciones más importantes tiene que ver con el sistema inmune ya que la piel ejerce como barrera protectora frente a los virus, bacterias y demás agentes nocivos del exterior. La piel está constituida por tres capas distintas: la epidermis que es la más externa, está formada por queratinocitos, la dermis está formada por fibroblastos, es un tejido de tipo conectivo. Por último, el tejido subcutáneo está formado por una capa de grasa.

La desnutrición se define como un estado que deriva de la pérdida de ingesta de absorción de nutrientes. Esta incide de manera negativa tanto en la función física como en la mental y puede ser causa del empeoramiento de los pronósticos clínicos durante la enfermedad. La desnutrición puede asociarse a otros tipos de enfermedades como la inflamación aguda o crónica, la disfagia, el Parkinson, etc.

Pero en ocasiones también puede derivar de otro tipo de factores no relacionados directamente con la enfermedad como las situaciones socioeconómicas o psicológicas desfavorables. Debemos tener en cuenta que la desnutrición no se asocia solo a la cantidad sino también a la calidad de los alimentos que se consumen. En este sentido, como vemos muchas veces en nuestras labores de asistencia sanitaria a domicilio, muchos de nuestros mayores que sufren obesidad, pueden estar también desnutridos.

La desnutrición se asocia con una ralentización de los procesos de cicatrización. Además, puede ser causa de una acentuación de los cambios cutáneos que tienes relación con el proceso de envejecimiento, es decir la fragilidad cutánea.  Esta se produce por un adelgazamiento tanto de la dermis como de la epidermis (atrofia cutánea), por la  púrpura senil (rotura vascular por fragilidad dela pared), y también por la pérdida y degeneración de colágeno y fibras elásticas.

Es importante realizar una valoración nutricional en caso de  lesiones cutáneas

Y es que, los estudios elaborados a los largo de las últimas décadas, dejan clara la relación entre la nutrición y los procesos de cicatrización. Algunas deficiencias nutricionales pueden ser causa de un retraso en el proceso de cicatrización. Esto es debido a que esas carencias inciden en un alargamiento del proceso inflamatorio y en un decrecimiento de la producción de fibroblastos y de la formación de colágeno. Entender bien la importancia de la función tanto de los macronutrientes como de los micronutrientes se vuelve fundamental.

Hay estudios que se han centrado en estudiar las úlceras que se producen en las piernas. En general, han llegado a la conclusión de que suelen asociarse a  la presencia de niveles séricos bajos de vitaminas A, E, beta carotenos y zinc. Las úlceras venosas se asocian también a bajos niveles de consumo de carbohidratos, proteínas, zinc, hierro y Vitaminas A y C.

Además de considerar que los pacientes tienen una alimentación equilibrada con presencia de calorías provenientes de hidratos de carbono, grasas, proteínas y vitaminas A y C, también se debe valorar las posibles deficiencias de  aminoácidos como la arginina y  glutamina y  del mineral zinc.

En cualquier caso, en presencia de heridas es aconsejable la realización de una valoración nutricional. Esta permitirá tomar medidas adecuadas. En ocasiones puede ser recomendable la administración de suplementos que ayuden a paliar esos estados carenciales. Nuestro personal de nuestros servicios sanitaria a domicilio está especializado en el tratamiento de grandes escaras y úlceras cutáneas.

El futuro de la asistencia domiciliaria

asistencia sanitaria a domicilio

Como empresa de cuidado de ancianos en Madrid en Servisalud tenemos muy presente que el proceso de envejecimiento de la población es una realidad que implicará transformaciones sociales en un futuro próximo. La búsqueda de una mejor calidad de vida para pacientes crónicos es una necesidad real a la que hay que buscar respuestas.

La esperanza de vida en los últimos 50 años ha aumentado 12 años en todo el mundo. En España hemos pasado de una esperanza media de vida de 74 años en 1975 a los 84 actuales. Las mejoras sanitarias y tecnológicas tienen mucho que ver en ello. Los expertos calculan que en las próximas décadas la longevidad continuará en aumento.

El aumento de la esperanza de vida obliga a un replanteamiento social

El aumento de las esperanza de vida lleva implícito el aumento de las enfermedades crónicas y también de la vulnerabilidad en la última etapa de nuestra vida. La atención domiciliaria, tanto sanitaria como social, parece pues un factor crucial que debe adaptarse a las nuevas y complejas necesidades de las personas mayores.

Las fórmulas tradicionales de atención a las personas mayores o dependientes se están quedando cortas. La pandemia del Covid también ha puesto sobre la mesa que las residencias para mayores no siempre son la mejor opción mostrándonos su vulnerabilidad. Además, existe ya un déficit real de plazas.

La asistencia hospitalaria domiciliaria se presenta ahora como la mejor de las opciones. La tecnología puede ser una herramienta que marque una diferencia, pero eso sí, sin olvidar nunca el factor profesional y, sobre todo, el humano. Este tiene que posibilitar el que las personas se sientan acompañadas y que las familias puedan contar con el apoyo y la tranquilidad que necesitan. 

Tampoco podemos perder de vista que, aunque el colectivo de personas mayores vaya en aumento, sus necesidades particulares son muy variadas. Hay personas con enfermedades crónicas y otras sin problemas graves de salud. También varían los grados de dependencia. Por ello, es precisa la búsqueda de soluciones personalizadas, adaptadas a cada caso particular. Que en todo caso, tienen que centrarse en alargar lo máximo posible la autonomía de las personas en el hogar. Es decir, se debe trabajar en proporcionar una atención integrada.

La importancia de centrarse en mejorar la calidad de vida de los mayores

La mayor parte de los pacientes expresa su preferencia por recibir asistencia sanitaria a domicilio. En este sentido, este tipo de asistencia adquiere una importancia fundamental. Permite el adecuado control de las enfermedades y a la vez posibilita un aumento de la calidad de vida de los pacientes basado en su bienestar. El hecho de no tener que alejarse de su entorno ni de la vida familiar, manteniendo a la vez un estricto control sobre su estado de salud es clave. 

En otros países europeos, hace tiempo que se han implantado modelos que parecen funcionar bien. Uno de ellos es el cohousing, se trata de un modelo de vivienda colaborativa en el que los mayores con valores afines se reúnen.

Animar e implicar a los pacientes en el cuidado de su propia salud, a través de procesos transparentes también parece una medida a tener en cuenta. La formación y capacitación de los profesionales es otro de los puntos insoslayables. En Servisalud, como profesionales del cuidado de personas mayores en Madrid, trabajamos constantemente en mejorar nuestros servicios de asistencia a domicilio, adaptándonos a las nuevas circunstancias y a las necesidades de cada persona o familia.

La empatía y los valores son imprescindibles en el trato con un colectivo vulnerable pero que aún puede aportar su experiencia y conocimiento a la sociedad. La vejez no es una enfermedad sino un estado de la vida al que la mayoría de nosotros inevitablemente vamos a llegar y necesitaremos de la mejor asistencia sanitaria en Madrid.

¿Qué es la sepsis y cuáles son sus síntomas?

enfermeras a domicilio madrid

La sepsis o Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica (SRIS) es una enfermedad que se deriva de una infección que ha provocado una respuesta anormal en el organismo. Como empresa proveedora de enfermeras a domicilio en Madrid recordamos que entraña un serio peligro para la vida de la persona que la padece. La razón es que su sistema inmune actúa de forma desproporcionada o con menor intensidad de lo necesario frente a la infección.

Seguir leyendo

El Alzheimer, principal causa de deterioro cognitivo

cuidado de personas mayores madrid

La enfermedad de Alzheimer tiene diferentes síntomas. Algunos síntomas son de tipo cognitivo y otros de tipo conductual. Sea como sea, como empresa de cuidado de personas mayores en Madrid, te recordamos que todos tienen una afectación directa sobre las actividades de la vida cotidiana. Por eso, es importante que los familiares y personas cercanas conozcan e identifiquen los síntomas del Alzheimer para estar alerta ante su posible aparición. Esto servirá para adaptarse a cada estadio de la enfermedad y será de gran utilidad para que los médicos valoren la administración de medicación.

Seguir leyendo